El POST de la SEMANA.

– Rosa María García Gallardo –
Atleta del A.C. MANCHATHON.

«Quien me lo iba a decir»

Resulta curioso como cosas importantes nos pasan casi desapercibidas hasta que algo o alguien te hacen parar y echar una mirada atrás.

Es en ese momento cuando lo ves todo con la perspectiva que te da el tiempo.

Es lo que me ha ocurrido cuando decidí aceptar la invitación a contar mi experiencia personal en ésta página.

Antes que nada, me gustaría aclarar que no hay nada de extraordinario en mi historia. Soy una persona normal, con una vida normal. Lo que sí me resulta extraordinario es descubrir que el camino que he recorrido en los últimos dos años ha cambiado la percepción que tenía de mí misma.

Desde siempre me ha gustado hacer un poco de deporte. Iba un par de veces por semana al gimnasio y los fines de semana jugaba al golf. A pesar de disfrutarlo, llegó un momento en que me resultaba rutinario, muy sujeto a horarios y me di cuenta de que necesitaba un cambio.

Sin pensarlo mucho, fui a comprar un par de zapatillas para correr, a fin de introducir variedad a mi entrenamiento. Allí me enteré de la existencia del PROGRAMA «START to RUN» y me animé a probarlo.

Desafortunadamente, un mes después de iniciar me lesioné el tobillo y tuve que dejarlo.
Una vez recuperada, mi prima me invitó a participar en una Carrera en Madrid. Al principio no estaba muy segura de hacerlo, pero finalmente fui y la experiencia me encantó, así que volví al PROGRAMA.

Al año siguiente me ofrecieron la posibilidad de unirme ya no sólo al PROGRAMA sino al A.C. MANCHATHON, con la intención de preparar una Media Marathon.

A partir de allí empecé a participar en una carrera al mes. Unos cuantos meses después, un compañero del Club me habló de la Marathon de Sevilla.

Al igual que me ocurrió la primera vez con la Carrera de Madrid, estaba reticente ya que no me creía capaz de terminarla. Tras mucha insistencia, empecé a entrenar y la preparé en tres meses. Pese a mis miedos y para mi sorpresa, conseguí cruzar la línea de meta.

Desde entonces no he podido (ni he querido) parar, y sigo corriendo día a día. Hoy me he sentado frente a una página en blanco para contar mi experiencia deportiva desde que me compré aquel par de zapatillas hace dos años.

Podría deciros los cambios que he notado en mi estado físico, la mejora de mi rendimiento y muchas cosas más. Son cambios importantes, teniendo en cuenta que empecé de cero, siendo incapaz de correr más de 200 metros y ahora he sido capaz de participar en una MARATHON.

Sin embargo, el verdadero cambio ha sido interno. Este deporte ha liberado mi mente y me ha ayudado a descubrir que si realmente crees en tí mismo y te lo propones, puedes conseguir cualquier cosa. Lo más difícil es vencer el cansancio y la desgana, calzarse las zapatillas y cruzar la puerta. Si lo consigues, si asumes un compromiso contigo mismo y lo haces……. nada podrá detenerte.

LOGIN

Para poder logearte, debes ser Soci@ del Manchathon.

Si aún no lo eres, puedes unirte al Club aquí de forma fácil y rápida.